Las técnicas más usadas por los ladrones para robar viviendas

La seguridad de las viviendas ha vivido en los últimos años un auténtico “boom” tecnológico haciendo que cada vez contemos con dispositivos que protegen mejor  nuestras viviendas. Sin embargo, los ladrones no se han quedado atrás y han mejorado sus técnicas y herramientas con el fin de seguir perpetrando sus robos.

Desde nuestra experiencia en la ciudad de Málaga, los ladrones es aprovechan de las debilidades más comunes, de despistes y de poca precaución de malagueños y de la gente extranjera que veranea por aquí.

Existen diversas técnicas que se utilizan para acceder a las viviendas. En este artículo vamos a ver las más utilizadas actualmente por los ladrones.

ladrón entrando en casa en Málaga

Las 8 técnicas más utilizadas por los ladrones para acceder a las viviendas

Bumping

Se trata de introducir una especie de llave maestra en el bombín y darle un pequeño golpe en la parte posterior haciendo saltar los cilindros del bombín  que sujetan la puerta al marco.

El extractor

Es un sencillo mecanismo que, unido a un tornillo especial, es capaz de ejercer una fuerza de más de 3.000 kilos sobre el bombillo (pieza de la cerradura donde entra la llave) y romperlo. Según explica la Jefatura Superior de Policía de Aragón “es una especie de sacacorchos. Se usa principalmente para penetrar en casas solitarias del extrarradio porque los ladrones no pueden evitar hacer ruido”. Leer más

Impresioning

consiste en introducir por el bombín una fina lámina de aluminio deformable que se moldea con pequeños movimientos con el objetivo de “imprimir” las muescas de la cerradura y hacer una copia de llave “in situ”.

Ganzúa

Se trata de manipular los sistemas internos de bloqueo del bombín empleando una ganzúa como si fuera una llave.

Imán

Se utiliza en caso de que te hayas dejado las llaves puestas por dentro. Para ello, los ladrones utilizan un potente imán de neodimio con el que consiguen, desde el exterior, hacer girar la llave, abrir la puerta y entrar a la vivienda.

El resbalón

Esta técnica puede funcionar si la puerta no está cerrada con llave. Consiste en pasar un plástico flexible pero duro (radiografía, botella de refresco recortada, tarjeta bancaria, etc) por el filo que separa el marco y la cerradura. Con un poco de habilidad se puede abrir una puerta con relativa facilidad.

Taladro

Se trata de hacer un pequeño agujero con un taladro silencioso en el marco de una ventana para meter por él un alambre con el que logran girar la manivela u otro mecanismo de cierre que tenga la ventana.

Inhibidores de frecuencia

Se utilizan en combinación con algunas de las técnicas mencionadas anteriormente.  En el caso de los inhibidores, los usan para bloquear el ancho de banda GSM y radio, inutilizando de esa manera los móviles y las alarmas que trabajan con la misma red de comunicación.

Conociendo estas técnicas, es lógico que te preguntes cual es el sistema más “seguro” para evitar el robo en tu vivienda. Los expertos en cerrajería recomiendan al menos disponer de una puerta de seguridad de nivel 4, con marco metálico para evitar apalancamientos, que cuente además con una cerradura de rebloqueo que la dota de un mecanismo que bloquea la puerta en caso de rotura del bombillo.

También es muy importante tener en cuenta las recomendaciones que José Ignacio Jiménez, director de Relaciones Institucionales de Securitas Direc, hace en el diario ABC “evitar el robo al descuido es importantísimo. Hay que cerrar con vuelta de llave y, por supuesto, no dejar ventanas abiertas o la puerta mal cerrada. El robo al descuido es el más habitual, y es el tipo de acción que llevan a cabo los ladrones tradicionales. Además, conviene tener cuidado con los falsos servicios técnicos y funcionarios, especialmente si en el hogar se hallan personas mayores, que son las más vulnerables”.

¿Cómo localizan los ladrones las viviendas vacías?

Son varias las técnicas y herramientas que los ladrones utilizan para detectar que las viviendas están vacías y así poder acceder a ellas con mayor comodidad. Dos de las más utilizadas son el marcador y la microcámara.

Marcador

Consiste en colocar pequeñas pestañas de plástico en el marco de la puerta. Pasados unos días, los ladrones comprueban si el marcador sigue en su sitio (la casa está vacía) o no.

Microcámara

Se trata de colocar una mini cámara en la mirilla para controlar los movimientos de las personas que habitan la casa. Una variante que también utilizan consiste en desenroscar la mirilla e introducir una cámara extensible para ver qué hay en el interior de la vivienda y cómo es la cerradura.

Si quieres que te ayudemos en algún tema relacionado con cerrajería, contacta con nosotros:

Cerrajeros PRO Málaga
C/ Gregorio Prieto 27, Escalera 2 6-1, 29010 Málaga
951 49 56 80

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *