¿Cuánto de protegido está tu garaje?

Pensamos que el garaje de casa es el lugar más seguro para dejar nuestro coche o moto, pero muchas veces no es así.

Los ladrones se aprovechan de los garajes mal protegidos, irrumpiendo y entrando para robar los artículos en su interior.

El garaje es uno de los puntos de robo más comunes en las viviendas, ya que generalmente no tienen demasiada seguridad, a pesar de tener posesiones muy valiosas dentro.

Por suerte, se puede aumentar la seguridad del garaje, tanto en la puerta como con el cierre. Vamos a ver cuáles son los más seguros.

Puertas para garajes más seguras

Puertas seccionales

Una puerta de garaje seccional se compone de secciones separadas, en lugar de un solo panel. Se elevan verticalmente sin pérdida de espacio en la entrada del garaje y proporcionan una apertura total.

Como describe SB automatismos,

«Estas puertas son la opción más segura. Están fabricadas con paneles sándwich de alta calidad que llevan, tanto por la cara interior como por la cara exterior, chapa de acero o aluminio.

Los paneles, además, ofrecen protección anti-pinzamiento de dedos y en su interior están rellenos de espuma aislante de poliuretano expandido de alta densidad, llegando a un grosor de panel de unos 40 mm, lo que aporta seguridad y un gran aislamiento acústico y térmico.»

Además, aislan del agua y el polvo gracias a la goma que recubre sus laterales.

Lo mejor de este tipo de puertas es que puede tener el tamaño que necesitas, sin renunciar a la seguridad, tanto de forma manual como automatizada.

Puertas basculantes

La alternativa más económica a las puertas seccionales son las puertas basculantes, una opción perfecta para los garajes pequeños, con espacio lateral o superior restringido.

Generalmente están fabricadas con chapas de acero, aunque también las hay de madera y aluminio.

Este tipo de puertas son menos seguras que las seccionales, además no tienen gomas que aíslan del agua y su nivel de aislamiento térmico y acústico es inferior debido a que no cuentan con el relleno de espuma aislante.

Dentro de las puertas basculantes, están las puertas basculantes de dos hojas que, como su propio nombre indica, están formadas por dos hojas unidas por bisagras entre sí.

Cerraduras para garaje más seguras

Cerradura acorazada

Según Club Seguridad Viro:

«Una cerradura acorazada es la alternativa más segura porque el cuerpo está protegido (con placas de acero de varios milímetros de espesor) contra los ataques de fuerza bruta, mientras que el cilindro está protegido por una coraza especial contra el desgarro y el taladro.

Además, una buena cerradura acorazada tiene más de un punto de cierre mientras que las cerraduras de origen, por lo general, solo tienen uno y esto hace que sea bastante fácil derribar la puerta basculante o levantarla con la palanca.»

Electrocerradura

La electrocerradura es la mejor opción para las puertas automáticas ya que está probada contra robos y actos vandálicos. Si la puerta no dispone de bloqueo del motor, está expuesta a que cualquiera pueda acceder fácilmente sin que nada se lo impida. En ese caso, una electrocerradura es imprescindible.

De todas formas, aunque la puerta automática tenga bloqueo del motor, también es recomendable colocar una cerradura eléctrica, sobre todo si la hoja tiene una anchura mayor de 1,5 m.

Tipos de apertura de puertas para garajes

La apertura de una puerta de garaje puede ser manual o automática. Es recomendable elegir la segunda opción ya que es más segura y durará más tiempo.

No hay que olvidar que para que el funcionamiento de la puerta sea óptimo, es necesario que las puertas y cerraduras sean instadas por un cerrajero profesional y experimentado. Si tenéis alguna duda, podéis contactar con nosotros en Málaga.

Consejos para dificultar el acceso a la vivienda a los ladrones

«Para dotar aún de mayor seguridad a la casa, se puede colocar una puerta específica para acceder desde el garaje a la vivienda. Esta puerta puede ser blindada, cortafuegos y con cerradura propia; así se complementa de manera perfecta la labor de seguridad de las puertas propias de acceso de la calle al garaje.» Leer más.

Otro de los accesorios que puedes utilizar para aumentar la seguridad son las fotocélulas detectoras de obstáculos. Funcionan de inmediato. Cuando el motor de la puerta se pone en marcha, estas fotocélulas detectan si algo impide la apertura normal de la puerta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *