¿Cuándo cambiar la cerradura de casa?

La seguridad es esencial en una vivienda y, aunque puedas contratar la última tecnología de seguridad, la principal línea de defensa de tu hogar sigue siendo la cerradura de la puerta principal.

Con esto en mente, es importante no descuidar el mantenimiento y la sustitución de la cerradura cuando sea necesario.

En realidad, las cerraduras de las puertas no son algo que hay que cambiar a menudo, pero a veces se presentan diferentes situaciones que lo justifican, como medida preventiva para proteger el hogar.

7 situaciones en las que es recomendable cambiar la cerradura

1. Cuando has sufrido un robo en la vivienda

Una de las principales razones para cambiar una cerradura es ser víctima de un robo con allanamiento de morada.

La fuerza involucrada en un robo o allanamiento puede comprometer la integridad de la cerradura, haciendo que funcione mal y que puedas quedarte encerrado o sin poder entrar en la vivienda.

Después de un robo, lo más importante es cambiar la cerradura por otra más segura, con un escudo o sistema antibumping.

2. Cuando pierdes las llaves

Desde Tyco comentan

«Un básico. Todos hemos perdido las llaves alguna vez, por supuesto, pero solo hemos cambiado la cerradura si era imposible acceder al piso de nuevo. No hemos tenido en cuenta que esas llaves perdidas pueden estar en manos de alguien que aprovechará la facilidad para acceder a tu casa y hacerse con tus objetos de valor.

Cuando perdemos las llaves, lo primero que tenemos que hacer, sin dudarlo ni un momento, es cambiar la cerradura. No pienses en recuperarlas. Si no aparecen al momento, es muy probable que ya no vuelvas a verlas. Lo mejor es estrenar llaves y ¡dormir tranquilo!»

3. Cuando la cerradura está dañada

Las cerraduras, como cualquier otro elemento de una casa, requieren de un mantenimiento regular para mantenerse en óptimas condiciones. De todas formas, aunque realices un mantenimiento periódico, hay que tener en cuenta que las cerraduras no duran para siempre.

En algún momento fallará o se estropeará hasta el punto de poner en peligro la seguridad de la vivienda. Si ese es el caso, lo apropiado es reemplazarla inmediatamente.

4. Cuando le tienes que dejar las llaves a una persona desconocida

Si le tienes que dejar las llaves a un proveedor de servicios, un inquilino, un servicio de reparaciones o una persona de la limpieza, no sabes de seguro si han podido hacer una copia de la llave, una vez que el trabajo o contrato ha finalizado.

En estos casos, lo más conveniente es cambiar la cerradura como medida de precaución. Lo más probable es que sean gente honrada, pero tomar precauciones nunca está de más y te ayudará a descansar más tranquilo.

5. Cuando compras o alquilas una vivienda

«Otros casos muy comunes en los que hay que plantearse muy seriamente el cambio de cerradura es en algunas de las situaciones de compra venta o de arrendamiento tan habituales hoy en día.

Valga como ejemplo un cambio de inquilinos. Al cambiar de personas en alquiler en cualquier domicilio, no solo damos la bienvenida a nuevos inquilinos, sino que además dejamos marchar a gente que ha tenido acceso a las llaves de la casa durante un determinado periodo de tiempo.

Es evidente que la confianza puede llegar a ser muy grande en casos de alquiler, pero siempre hay que tener en cuenta que, pese a que pensemos que no puede suceder nada malo, cambiar la cerradura con cada cambio de inquilinos puede suponer un alivio y una precaución muy necesaria.» Leer más.

6. Cuando estás en proceso de divorcio

Aunque la gran mayoría de las personas intentan que los divorcios o las rupturas sean amigables, especialmente si hay niños involucrados en la situación, el hecho es que en estas situaciones los ánimos están exaltados y muchas veces no se piensa con claridad.

No es raro que la ex pareja, si todavía tiene las llaves de casa, entre en la vivienda para reclamar ciertas posesiones o causar daños. En estos casos, lo mejor es cambiar la cerradura una vez que la ex pareja ya no viva en casa.

7. Cuando quieres mejorar la seguridad

Por último, puedes optar por cambiar la cerradura después de un evento o compra importante, simplemente porque quieres equipar tu hogar con la última y más segura tecnología.

Por ejemplo, si has tenido un bebé recientemente, es posible que desees hacer todo lo que esté a tu alcance para mantener a tu familia lo más segura posible. Cambiar tu antigua cerradura por una nueva, con más elementos de seguridad, puede ayudarte a lograrlo.

En todos estos casos, para cambiar la cerradura lo mejor es recurrir a un servicio profesional como Cerrajeros PRO. Nuestros datos de contacto son:

Cerrajeros PRO Málaga

C/ Gregorio Prieto 27, Escalera 2 6-1

29010 Málaga

951 49 56 80

De todas formas, si prefieres hacerlo tú mismo, este vídeo te ayudará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *